Kate Middleton, Meghan Markle

Clasos

La mudanza de Meghan Markle y el príncipe Harry del Palacio de Kensington al parecer apunta directamente a diferencias entre la duquesa de Sussex y Kate Middleton.

Pero, ¿qué habría originado esta enemistad?

Medios mundiales se han dado a la tarea de investigar la relación entre las concuñadas reales, y The Telegraph reseña que el punto de quiebre entre ellas habría sido una discusión por el vestuario de la princesa Charlotte.

La periodista Camilla Tominey, quien ganó veracidad en sus reportes al ser la primera en informar sobre el noviazgo entre Meghan Markle y el príncipe Harry, indica que el tenso episodio se registró durante la boda real del hijo menor de la princesa Diana y la ex actriz de Suit, por el vestido que la pequeña Charlotte usaría como parte del cortejo de niños que los acompañaría.

"Kate acababa de dar a luz al príncipe Louis y estaba muy sensible", dice Tominey, sin especificar cuáles fueron los detalles del vestido diseñado por Clare Waight Keller que provocaron la "pelea".

Rememorando la gran boda real que se celebró en mayo, recordamos a la esposa del príncipe William casi pasando desapercibida comandando al grupo de 6 niños que sirvieron de pages.

Según Vanity Fair, Harry habría dicho día antes de la boda a los miembros y empleados del palacio: "Lo que Meghan pida, lo tendrá".

El sábado se anunció la esperada nueva residencia de Harry y Meghan. Para sorpresa de muchos, no será en el Apartamento 1 de 21 habitaciones, apenas a unos pasos de la propiedad que William y Kate comparten con el príncipe George, de 5, la princesa Charlotte, de 3, y el príncipe Louis de 8 meses. Se mudarán, en realidad, a unos 40 kilómetros, al Windsor Estate de la reina.

Sería fácil seguir la narrativa que comenzó cuando se reveló que los dos hermanos tenían intensiones de dividir las dos cortes en la Casa de Cambridge y la Casa de Sussex, pero la idea de que Harry está en guerra con su hermano simplemente no es cierta. Tampoco que Meghan le esté rogando a su esposo poner algo de distancia física entre ella y Kate. Las dos duquesas son bastante diferentes y quizás no se hagan mejores amigas, pero llevarse bien nunca ha sido un problema sin importan cuántas historias se escriben sobre su supuesta batalla por la atención pública.

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.