Prince Harry, Meghan Markle, Bondi Beach

Paul Edwards/The Sun/PA Wire

¡Alerta de ternura real!

Meghan Markle lució resplandeciente este lunes en Fraser Island.

A principios del día, la duquesa de Sussex se ausentó de algunos compromisos reales para descansar un poco en el exclusivo resort Kingfisher Bay. Después de que el príncipe Harry visitara el McKenzie's Jetty, regresó en bote a Kingfisher Bay. Su esposa, en un vestido Reformation Pineapple de 218 dólares, lo recibió en el muelle y lo condujo de la mano a saludar a un grupo de admiradores de la realeza. Meghan, quien tiene unas 13 semanas de embarazo, acarició su pancita para los fotógrafos.

Harry y Meghan se reunieron con la Premier de Queenslad, Annastacia Palaszczuk, antes de verse con el Pueblo Butchulla, los pobladores originales de la isla (a la que llaman K'gari).

Harry y Meghan parecieron complacidos durante la ceremonia Welcome to Country. Esta parada de la gira celebró que las selvas tropicales de la isla formaran parte de la Commonwealth Canopy de la Reina, una iniciativa real para construir una red internacional de programas de conservación ambiental.

(Fraser Island es la isla de arena más grande del mundo, con 83.757 hectáreas protegidas).

Prince Harry, Meghan Markle, Baby Bump Cradle

Kirsty Wigglesworth/PA Wire

Prince Harry, Meghan Markle

Kirsty Wigglesworth/PA Wire

En un punto, Meghan se agachó para conversar con Noeline Walk, de 85 años, la habitante con más tiempo viviendo en Fraser Island. "Como yo soy de acá me preguntó qué le sugeriría comer con té. ‘¡Comida del mar, por supuesto!', le dije", le aseguró Noeline a los reporteros. "‘Oh, tendré que probarlo', dijo".

La duquesa de 37 años también conversó con otra residente local. "Aunty" Joyce Owen, de 87 años. "Le conté una historia sobre mi padre, que le encantó, y les deseé toda la felicidad del mundo con su bebé", le dijo Joyce a los reporteros. "Ella me dio las gracias y me dijo que eran muy felices".

La gira real de Harry y Meghan, de 16 días, los llevará a Fiji el martes.

Este fin de semana durante su discurso en la ceremonia de apertura de los Juegos Invictus en Sídney, Australia, Harry le agradeció a los locales. "Gracias por la bienvenida que nos han dado a Meghan y a mí durante los últimos días. He estado tan orgulloso de poder presentarles a mi esposa", dijo. "Y nos ha dado tanta felicidad poder celebrar con todos ustedes la dicha personal de nuestra más reciente adición".

  • Share
  • Tweet

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.