Jennifer Lawrence, 2018 Oscars, Red Carpet Fashions

David Fisher/REX/Shutterstock

Después de 5 años se resuelve este bochornoso momento.

George Garofano, el hombre que hackeó y filtró fotos desnudas de Jennifer Lawrence, fue sentenciado a ocho meses en una prisión federal, según documentos del tribunal.

Garofano cumplirá 36 meses (3 años) de libertad bajo supervisión, según lo ordenado por el juez de Connecticut, Victor A. Bolden. Según The Guardian, el hacker fue una de las cuatro personas acusadas del crimen.

En 2014, las imágenes de Lawrence, Kate Upon, Kirsten Dunst y otras celebridades circularon en línea luego de que las imágenes se tomaran de sus respectivas cuentas de iCloud. Luego de lo sucedido, el representante de Lawrence le dijo a E! News: "Esta es una violación flagrante de la privacidad".

Tanto Apple como el FBI intervinieron para investigar el asunto. En su momento, a través de un comunicado, Apple dijo que la compañía estaba "indignada" y que "la privacidad y la seguridad son de suma importancia para nosotros". Apple calificó el ataque como un "hecho muy específico" y alentó a sus usuarios a usar contraseñas más fuertes para sus cuentas.

El FBI le dijo a NBC News en un comunicado: "Nos tomamos muy en serio la privacidad del usuario y estamos investigando activamente este informe".

Esta no es la primera vez que Hollywood ha estado plagado de piratería y una invasión masiva de la privacidad. En 2013, Christopher Chaney fue sentenciado a 10 años de prisión por tener acceso a los archivos de Scarlet Johansson y Mila Kunis y por publicar fotos desnudas de las mujeres. Algunas de las otras víctimas de Chaney incluyen a Jessica Alba, Demi Lovato, Selena Gomez, Miley Cyrus y más.

El co-protagonista de Lawrence en Hunger Games, Josh Hutcherson, quien también se enfrentó a una experiencia muy similar en 2013, calificó el incidente de "ridículo". Le dijo a ET Canada en 2014, "También somos personas, hombre, sólo queremos vivir, queremos ser personas normales. No es justo".

La estrella de mother! ha continuado escalando en su carrera desde el aluvión de fotos en 2014. La talentosa actriz ganó un Oscar por su papel en Silver Linings Playbook y ha sido nominada en varias ocasiones por otras películas.

La actriz de Red Sparrow apareció en la portada de Vanity Fair un mes después de la filtración (la portada fue filmada antes de que ocurriera), y habló con la revista sobre la experiencia y sobre cómo ella sintió que impactaría su carrera. "Tenía tanto miedo", dijo.

Lawrence tenía 24 años en ese momento y expresó su frustración por lo sucedido. "Sólo porque soy una figura pública, solo porque soy actriz, no significa que haya pedido esto", dijo. "No significa que venga con el territorio. Es mi cuerpo, y debería ser mi elección, y el hecho de que no sea mi elección es absolutamente repugnante. No puedo creer que incluso vivamos en ese tipo de mundo. "

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.