Daniel Radcliffe, Kate Winslet, George Clooney, Megan Fox

Cuando eres tu propio crítico más duro.

Los actores son conocidos por tener enormes egos, pero no importa cuánto creas en tu propio talento, de vez en cuando, puede no estar en su mejor momento. Como sucede en Hollywood cuando una superestrella ofrece una actuación tan ampliamente destruida, que incluso ellos mismos son capaces de admitir que estuvieron muy mal.

Posiblemente fueron muy duros con ellos mismos, o simplemente fue producto de un ataque de humildad, pero para los siguientes ocho actores, en estos papeles no estuvieron muy bien.

Harry Potter and the Half-Blood

Warner

Daniel Radcliffe en Harry Potter y el misterio del príncipe: En 2009 llegó la sexta entrega de la exitosa saga creada por J.K. Rowling Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Comienza este capítulo de la historia, el adolescente Harry y sus amigos mágicos profundizan en el misterio de los orígenes de Voldemort, mientras luchan contra "the Dark Lord", así como también contra las hormonas adolescentes que los distraen de su misión, y eso lleva a Harry a compartir su primer beso con Ginny Weasley.

La película fue aclamada por la crítica, recibiendo una calificación de 84% en Rotten Tomatoes. Particularmente notables fueron efectos los visuales nominados al Oscar, catalogados como "deslumbrantes" y "exuberantes".

¿Pero sabes quién no disfrutó viendo la película?, el mismísimo Daniel Radcliffe, quien dice que no puede soportar ver su terrible actuación.

"No lo hago muy bien en esa, la odio", dijo el actor al Daily Mail. "Mis errores más absurdos, típicos de las escuelas de actores, están en esa película y cualquiera puede verlos". Radcliffe admitió que rara vez disfruta de verse en la película, aunque hizo una excepción para Harry Potter y la Orden del Fénix, que consideró su mejor trabajo.

Halle Berry, Catwoman

Warner Bros. Pictures

Halle Berry en Catwoman: Basado en el famoso personaje de DC Comics, Catwoman de 2004 fue interpretada por Halle Berry. Recién salida de su victoria como Mejor Actriz en los Oscar de 2001 por Monster's Ball, con Catwoman también logró un reconocido premio, El Razzie como peor actriz.

También le deberían haber otorgado a Berry el premio la más cool del año, porque ella apareció en la ceremonia que premia a lo peor del cine para aceptar su estatuilla y dar un discurso enérgico. La actriz lo aceptó y hasta arrastró a su manager al escenario para "agradecerle" por su contribución a su logro. Luego llamó a sus compañeros de reparto, diciendo que "para dar una actuación tan realmente mala como la mía, debes tener actores realmente malos". Y agregó, "Si no puedes ser una buena perdedora, tampoco podrás ser una buena ganadora".

Miami Vice

Universal Pictures

Colin Farrell en Miami Vice: En 2006 llevaron a la gran pantalla una versión de la famosa serie de TV de los 80s, protagonizada esta vez por  Jamie Foxx y Colin Farrell.

Aunque los críticos estuvieron de acuerdo en que la película fue hermosamente filmada, la taquilla no dijo lo mismo, acumulando solo 63 millones en Estados Unidos, contra su costo de 135 millones. Los críticos culparon a la falta de un argumento que la sustentara y a las actuaciones de Farrell y Foxx que no se comparan con la relación carismáticas de los originales Crockett y Tubbs, interpretado por Don Johnson y Philip Michael Thomas.

En cuanto a Farrell, parecía resignado a cargar con la culpa. "¿Miami Vice? No me gustó tanto", admitió. "Y acepto una buena parte de la responsabilidad". También dijo que estaba luchando con drogas y alcohol durante el rodaje y que no estaba centrado en su actuación. "Simplemente me enamoré completamente de eso".

Nicole Kidman, Australia

20th Century Fox

Nicole Kidman en AustraliaLa cinta de de 2008 prometía ser una gran bomba épica. La historia ficticia de un cowboy australiano alistado para ayudar a una dama británica a atravesar el interior de Australia, tropezando con el bombardeo japonés de Darwin, protagonizada por Nicole Kidman y Hugh Jackman, y dirigida por Baz Luhrmann. El Consejo de Exportación de Turismo de Australia pagó en parte un alto precio de 130 millones de dólares, pensando que la película haría por Australia como lo hizo Lista de Schindler con Cracovia. No fue así.

Mal recibida en Australia y Estados Unidos, la película tampoco fue del gusto de Kidman, que recibió una gran cantidad de críticas de la prensa por su actuación "casi horrible" y "dolorosamente cursi". El Daily Mail informó que la propia ganadora del Oscar admitió en la radio de Sydney que estaba retorciéndose en su asiento durante el estreno en Australia, y le preguntó a su esposo Keith Urban, "¿Soy buena en esta película?". Esa sensación de incomodidad se mantuvo. "No puedo ver esta película y estar orgullosa de lo que hice", reflexionó. "Es simplemente imposible para mí conectarme emocionalmente con eso".

Batman & Robin

Warner Bros

George Clooney en Batman & RobinEl público tiene mucho de qué quejarse cuando se trata de la entrega de Batman de 1997. Desde los chistes cursis hasta el infame traje con pezones, incluso Uma Thurman como la villana Poison Ivy no pudo salvar esta película de ser considerada la peor de las películas de Batman. Una de las decepciones más grandes fue la actuación de George Clooney como el hombre murciélago.

Y nadie está más de acuerdo que el propio Clooney, quien frecuentemente ha comentado sobre el fracaso de la película y su turno en el Batimóvil.

Cuando se le preguntó qué pensaba de que Ben Affleck interpretaría el papel en Batman v Superman: Dawn of Justice (2016), Clooney dijo, "Soy la persona menos calificada para comentar sobre alguien que interpreta el papel de Batman desde que destruí la pieza tan terriblemente". Después de una búsqueda de éxito comercial, Clooney ha dicho que guarda una foto de sí mismo en el traje con pezones en su oficina como un recordatorio para evaluar cuidadosamente las opciones de su proyecto.

Kate Winslet, Titanic

Paramount Pictures

Kate Winslet en Titanic: Aunque ha sido candidata y ganadora del Oscar, Kate Winslet tiene algunos proyectos en los que desearía poder hacer una correcciones. Sorprendentemente, uno de ellos es su actuación como Rose en el mega-éxito de taquilla Titanic de 1997.

La cinta catapultó a Winslet al estrellato, pero ella le dijo a The Telegraph en 2012 que nunca podrá soportar ver ninguna de sus actuaciones, por las que recibió una nominación al Oscar, ya que es particularmente doloroso para ella. "En cada escena digo, '¿De verdad, en serio? ¿Lo hiciste así? Oh, Dios mío'".

Parece que interpretar a una estadounidense fue parte de lo que Winslet, nacida en el Reino Unido, siente que tuvo problemas con la entrega del personaje. "Incluso mi acento americano, no puedo escucharlo. Es horrible. Espero que ahora esté mucho mejor... Oh Dios, quiero volver a hacerlo". Teniendo en cuenta que la taquilla supera los dos mil millones de dólares en todo el mundo, parece probable que se lo permitan.

Megan Fox, Transformers

Paramount Pictures

Meghan Fox en Tranformers: Transformers de 2007 no fue la primera película de Megan Fox, pero sin duda fue la que la hizo famosa. Y su posterior despido de la exitosa franquicia también fue noticia luego de que se corriera la voz sobre sus comentarios al comparar al director Michael Bay con Hitler.

Fox admitió a Entertainment Weekly en 2009 que estaba luchando con algunos aspectos del estrellato antes del lanzamiento de Transformers: Revenge of the Fallen. Además de lidiar con los paparazzi, Fox dijo que también estaba preocupada de que no le estuviera dando toda su capacidad actoral. "Soy terrible", dijo sobre la primera película de Transformers. "Simplemente no estaba orgullosa de lo que hice". Mientras agregaba que se esforzó más en la segunda película, insistió en que el público solo había visto el "siete por ciento" de su rango de actuación. "Creo que algún día podría ser una buena actriz", reflexionó. "Pero hasta ahora, no he hecho nada todavía".

Ewan McGregor, Emma

Miramax Films

Ewan McGregor en EmmaAntes de usar un sable de luz como un joven Obi-Wan Kenobi, o cantar con todo el corazón en Moulin Rouge, Ewan McGregor era conocido como la estrella emergente de Trainspotting, la historia de un grupo de amigos en Edimburgo luchando contra la adicción a la heroína y el crimen, que colocó a McGregor en el mapa y lo dejó ansioso por mostrarle al mundo que tenía las habilidades para actuar con un personaje diferente. Eso fue lo que lo llevó a aceptar el papel de Frank Churchill en Emma, ​​la película que, como le dijo el actor a The Guardian en 2003, considera su peor trabajo.

Puede que no lo haya ayudado el hecho de que no se tomó la molestia de leer la novela de Jane Austen en la que estaba basada Emma antes de aparecerse en el set. "Es una buena película, Emma, ​​pero yo fui... No muy bueno en eso", dijo encogiendo los hombros. "No me ayudaron porque también llevo la peor peluca del mundo. Es bastante divertido, revisar esa peluca".

  • Share
  • Tweet
  • Share

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.