Letizia, Felipe

Clasos

Un nuevo escándalo sacude a Letizia y Felipe.

La Casa Real Española enfrenta un nuevo escándalo: El cuñado de los reyes, Iñaki Urdangarin, fue condenado a casi 6 años de prisión.

El esposo de la infanta Cristina de Borbón, fue encontrado culpable por el  tribunal de ese país de los cargos de malversación, prevaricación, fraude a la administración, dos delitos fiscales y tráfico de influencias, que iniciaron en 2011, cuando el juez de Palma, José Castro, junto al fiscal de Anticorrupciónm Pedro Horrach, lo imputaron.

En ese momento, era la primera vez que se actuaba judicialmente contra un miembro de la realeza española, ya que Iñaki tenía el título de duque de Palma.

El socio de UrdagangarinDiego Torres, también fue condenado por malversación, prevaricación y fraude a la administración y le absuelve de tráfico de influencias, blanqueo y falsedad.

Iñaki Urdangarin, Infanta Cristina

Clasos

Según revela el diario El País, el tribunal mantiene la responsabilidad de partícipes a título lucrativo de la infanta Cristina y de Ana María Tejeiro (esposa de Torres) por delitos de malversación y fraude a la administración, pero anularon la responsabilidad de ambas en los delitos contra la Hacienda Pública, lo que reduce la cantidad de 265.088 euros a 136.950 euros, que deberá pagar la hermana del rey Felipe.

¿Qué hizo Iñaki?

Las autoridades consideraron que Urdangarin disfrutaba de una "situación de privilegio" como "consecuencia de su matrimonio con una hija de quien era entonces jefe del Estado", para obtener la contratación con el Instituto Nóos, una entidad sin fines de lucro, logrando contratos millonarios con dos gobiernos autonómicos desviando parte del dinero público recibido a empresas privadas, algunas propiedad de Urdangarin y de la Infanta Cristina.

 

Iñaki Urdangarin, Infanta Cristina

Clasos

Este escándalo ha significado un duro quiebre en la realeza española.

Durante el discurso de Nochebuena de 2011, el para entonces rey Juan Carlos dijo "La justicia es igual para todos". A partir de ahí, la Familia Real fue drásticamente recortada y reducida a un núcleo formado por los reyes, los Príncipes de Asturias y sus hijas. 

En enero de 2012, el exjefe de la Casa del Rey, Fernando Almansa, dio un mensaje a la infanta Cristina de parte de su padre: Se divorciaba o renunciaba a sus derechos dinásticos, no pasó ninguna de las dos cosas.

En junio de 2015, el ahora rey Felipe VI tomó la decisión de despojar a su hermana Cristina y a su esposo del Ducado de Palma, que le había otorgado Juan Carlos I con motivo de su boda, en 1997.

  • Share
  • Tweet
  • Share

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.