ESC: Met Gala 2018, Selena Gomez

Carl Timpone/BFA/REX/Shutterstock

No se habla tanto de un bronceado falso desde los días de gloria de Jersey Shore.

El lunes en la noche Selena Gomez participó en la Gala del Met 2018 con un brillo dorado que Snookie aprobaría. No hace falta decir que Twitter se dio cuenta.

"Estoy muy estresada por Selena Gomez, su vestido luce hermoso pero su bronceado es desastroso. Le rezo a nuestro señor Rihanna que solo haya sido la iluminación", escribió el usuario @itsalivstory. Mientras otro la comparó con Donald Trump

Comenzó un debate muy polarizado, tanto de fanáticos defendiéndola como aquellos con voces más críticas. Algunos compararon la creación de transparencias de Coach con el vestido que la cantante usó en la Gala del Met 2017, también de Coach. También de color ligero neutral. También de tiras y adornado.

ESC: Met Gala 2018, Selena Gomez

Dia Dipasupil/WireImage

No hay duda de que Selena lució hermosa, pero han habido varios elementos cuestionables que merecen nuestra defensa. Acá va el por qué:

Es moda con un propósito: Un gran look para la Gala del Met debe cumplir con todos los requerimientos: la temática del año, la estética del diseñador y el estilo de la celebridad. La cantante logró los tres. "Selena trabaja con Coach desde hace un tiempo. Como resultado, ella y [el director creativo de Coach] Stuart [Vevers] tienen una relación muy cercana", le dijo a E! News la estilista Kate Young. "Hablamos de todo, de cuál fue la inspiración, la estructura, cómo se sentía ella, el tema… Selena es muy religiosa".

Vevers se inspiró en la colección de otoño 2018 de la marca, con tela de seda vintage y plisados con detalles de metal, puestos para crear "dureza con una feminidad oscura y romántica". El equipo también se inspiró en la reina Ester, quien era conocida por su coraje e integridad, en medio de los prejuicios y la intolerancia.

ESC: Met Gala 2018, Selena Gomez

Benjamin Lozovsky/BFA/REX/Shutterstock

Su look fue personal: Algunos podrán decir que su vestido se pareció a otros del pasado, pero el del 2018 fue único. Selena personalizó el vestido con su frase bíblica favorita. "Una mujer que teme al señor es una mujer que merece ser adorada", cita que fue cosida a mano en una cinta puesta hacia abajo en la parte trasera de su vestido. El bolso Kisslong Frame de Selena, un diseño con detalles metálicos, adornos de cristal y un candado Tea Rose, con la misma frase estampada a un lado.

"Amo la frase. Tiene mucho significado para ella. Es lindo cuando un vestido se vuelve algo personal", agregó la estilista, quien vistió a Michelle Williams y a Sienna Miller para esa noche.

ESC: Met Gala 2018, Selena Gomez

Dia Dipasupil/WireImage

La joyería jugó un papel importante: "Queríamos que tuviera un toque peculiar. Decidimos no escoger un vestido blanco-blanco. Queríamos que tuviera una sensación de reliquia, elementos para que no pareciera súper nuevo", explicó Kate, sobre cómo se alinearon a la estética Coach. "Los diamantes aportaron un elemento celestial y etéreo". De hecho, Selena es una verdadera fanática de su cruz de Tiffany and Co. Ella ha usado el collar "una y otra vez" según afirma Kate, entre otras, durante su presentación en los AMAs 2017. Con una vibra vintage y joyería impactante, escogieron un look "vieja escuela, de actriz italiana fabulosa", agregó la estilista.

ESC: Met Gala 2018, Selena Gomez

Stephen Lovekin/Variety/REX/Shutterstock

Lo que nos trae al bronceado: "Después de ver el vestido de Selena para la Gala del Met, decidimos escoger un maquillaje cálido, brillante, con ojos dorados dramáticos y un labial color piel", dijo el maquillador Hung Vanngo, Emabajador Global de Marc Jacobs Beauty. Énfasis en "cálido" y "brillante". Su tono de piel —natural o no— complementó el efecto brillante de los ojos. Si su piel hubiese estado pálida, la sombra dorada casi verde habría hecho demasiado contraste.

Luego está esta teoría: Quizás Selena se tomó a pecho el tema "Cuerpos celestiales: moda y la imaginación católica". Su vestido fue indudablemente celestial y su look pudo haberse inspirado por la iconografía cristiana, que se exhibe actualmente en el Museo Metropolitano de Arte y muestra figuras con complexión mediterránea, con piel cálida color oliva.

Algo de moda que nos deja mucho sobre para reflexionar.

Pero… ¿Qué tiene que decir Selena sobre toda la controversia generada alrededor de su look de alfombra roja?

"Yo, cuando vi mis fotos del MET", comentó Gomez la mañana de este miércoles, usando un particular emoji de chica morena con expresión dudosa.

Me when I saw my pictures from MET ???????

A post shared by Selena Gomez (@selenagomez) on

  • Share
  • Tweet
  • Share

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.