The trend

bigstockphoto

Después de todo, ellas son las que mejor saben remediarlo, ¿no?

Todos los meses pasas por la misma situación: un día que no puedes ni salir de tu casa agonizando del dolor por los calambres de tu período.  Ese día odias el mundo y odias tu menstruación.

Pero no estás sola en tu miseria: tu ginecóloga probablemente vive la misma experiencia.  Sin embargo, ellas conocen el cuerpo mucho mejor que nosotras, y saben exactamente cómo combatir estos molestos dolores.

Veamos lo que estas expertas dicen:

THE TREND > 10 maneras de desintoxicar tu cuerpo naturalmente

  1. Tienen relaciones sexuales:

"¡El sexo ayuda con todo!" dice Maureen Whelihan, obstetra del Elite GYN Care de Palm Beaches. Y señala que se aplica tanto a las parejas como a hacerlo sola. Esto es porque tener un orgasmo aumenta el flujo de sangre al útero, lo que puede ayudar con los calambres. Además, los orgasmos desencadenan una liberación de sustancias químicas placenteras que te hacen sentir bien, como la oxitocina y la dopamina.

Solo asegúrate de que, si el sexo vaginal es tu método de elección, usa un condón. "Si tu pareja eyacula en el cuello uterino, en realidad causará un aumento en los compuestos inflamatorios llamados prostaglandinas, lo que puede empeorar los calambres", explica.

THE TREND > 7 cosas que te causan arrugas y seguramente no sabías

  1. Buscan calor

"Cuando estoy en movimiento, pongo una almohadilla térmica adhesiva o froto un bálsamo de tigre en la parte inferior de mi abdomen para poder seguir viendo pacientes y seguir usando jeans ajustados cuando estoy en mis días", dice la Dra. Julie Levitt, una ginecóloga-obstetra. Esto se debe a que la aplicación de calor en el abdomen puede ayudar a que los músculos uterinos se relajen, lo que significa menos calambres.

Pero incluso prepararse una taza de té herbal para el camino te ayudará  a calmarte y relajarte desde dentro, dice Sheppard, que es por lo que acude a la manzanilla en esa época del mes. Sin embargo, aléjate del cacao caliente u otras bebidas azucaradas y apégate al té de hierbas, porque el exceso de azúcar puede empeorar los calambres.

Y si los calambres comienzan al final de la noche, intenta darte un baño caliente y humeante.

THE TREND > Elimina la celulitis con este exfoliante que puedes hacer en casa

  1. Utilizan el método anticonceptivo hormonal

Las opciones hormonales para el control de la natalidad, como las píldoras anticonceptivas y el DIU hormonal, hacen algo increíble: evitan que el revestimiento del útero se acumule tan grueso como lo haría normalmente, dice Vivian Clark, doctora en obstetricia y obstetra de Chapel Hill. Ginecología. ¿El resultado? Las pastillas anticonceptivas hormonales acortan la longitud, el peso y el flujo de cada período, lo que para muchas mujeres con control de la natalidad puede significar menos calambres intensos. Y sí, estos también tienen un efecto sobre esas prostaglandinas de las que hablamos anteriormente.

Goldstein dice que su DIU ayudó a reducir sus propios cólicos.

Así que si estás pensando tomar un nuevo método anticonceptivo y tiene calambres que te dejan postrada en la cama, podría valer la pena preguntarle a tu obstetra qué anticonceptivo ayudará con tus síntomas.

THE TREND > ¿No tienes tiempo para entrenar? ¡Te mostramos 5 ejercicios que puedes hacer en 5 minutos!

  1. Sudan

Una sesión de ejercicios no solo estimula la producción de endorfinas, además ayuda a relajar el útero, indica Levitt.  Además, cualquier actividad física que te haga sudar ayudará a metabolizar esas prostaglandinas que te causan dolor.  "Mientras más me muevo, mejor me siento, por eso trato de ser lo más activa posible incluso cuando siento que mis calambres quieren que me quede en casa" dice la Dra.  Clark también va al gimnasio, y dice: "Los ejercicios aeróbicos son mi primera línea de defensa.  Si eso no funciona entonces uso la almohadilla térmica y Motrin".

Si el deporte intenso no es lo tuyo, hay otras opciones.  Haz estiramientos, toma una bola medicinal, camina, o subete a una bicicleta estacionaria, porque así sea un movimiento de baja intensidad, es mejor que quedarte acostada, dice Levitt.  Yoga también es una excelente alternativa, porque de acuerdo a la Dra. Pari Ghodsi, ayuda a que tus músculos uterinos se relajen.

THE TREND > 6 señales que indican que estás estancada en una relación y cómo salir de ello

  1. Eliminan la sal y el alcohol

Así es, dejar la sal y el alcohol y adoptar el agua como mantra puede realmente cortar esos calambres de raíz. ¿La razón? Cuando los calambres golpean fuerte, es porque los músculos uterinos se contraen, y así como es más probable que tengas un calambre en la pantorrilla a mitad de camino si estás deshidratado, tu útero tiene más probabilidades de sufrir calambres si no has estado hidratando correctamente, explica Shepard.

Es por eso que tanto ella como Ghodsi disminuyen su consumo de cafeína y alcohol unos días antes de que comiencen sus períodos. "Observo lo que como en los días previos a mi período. Corto el alcohol y la sal, pero aumento la ingesta de agua porque cuanto mejor hidratada estoy, es menos probable que se produzcan mis retortijones", dice Shepard. De manera similar, Ghosdi dice: "Reduje el consumo de cafeína y alcohol unos días antes de que tener el período porque te están deshidratando".

Eso significa que si cedes a tus antojos de pepinillo y patatas fritas, o tomas una cerveza para aliviar el dolor en la parte inferior del abs, en realidad te estás deshidratando, lo que puede aumentar la cantidad y la duración de los calambres, dice Shepard. Su recomendación: mantener la alimentación saludable y las bebidas no alcohólicas desde el día anterior a tu período hasta que finalice.

THE TREND > 4 Simples secretos para dormir profundamente

  1. Toman antiinflamatorios no esteroideos

Antiinflamatorios como el ibuprofeno pueden ayudar a detener el proceso inflamatorio que acompaña a los calambres menstruales, especialmente si puedes tomarlo antes de que los cólicos tengan siquiera la oportunidad de comenzar. "Aproximadamente 12 horas antes de que se suponga que tengo mi período, empiezo a tomar una dosis baja de ibuprofeno cada ocho horas con comida para detener la inflamación", dice Goldstein, quien recomienda seguir su período para saber cuándo comenzar a tomar tus medicamentos

Si uno de estos antiinflamatorios no te funciona, intenta con otro. "Algunos de mis pacientes juran por el naproxeno, mientras que otros lo encuentran completamente ineficaz y optan por el ibuprofeno o el paracetamol", dice.

  • Share
  • Tweet
  • Share

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.