Ryan Reynolds, GQ Men of the Year Issue

Alasdair McLellan/GQ

El corazón de Ryan es más grande de lo que habíamos imaginado. 

Ser un superhéroe –o algo así– conlleva una gran responsabilidad, como convertirse en el ídolo de millones de niños a quienes poco les importa el actor, sino el personaje al que dan vida en el cine. En el caso de Ryan Reynolds, Deadpool se ha convertido en su amuleto de la suerte y en el puente de comunicación con un grupo de fans que al que jamás había tenido acceso: los niños. Consciente de esta nueva responsabilidad, Reynolds acaba de darnos una prueba de lo importante que son estos pequeños seguidores en su vida.

E! NEWS > Deadpool acepta su derrota frente a Wonder Woman y derrite nuestros corazones nuevamente ¡Mira! 

Daniel Downing tiene 11 años, vive en Plymouth, es un gran admirador de Deadpool y, desafortunadamente, le queda muy poco tiempo de vida debido a un inoperable tumor cerebral que le fue detectado a los cinco años. Uno de sus sueños es conocer a su héroe favorito, no Ryan, sino al irreverente hombre de traje rojo y sarcástico humor. El guapo actor se enteró de esto y decidió hacerlo realidad de la manera más tierna.

En medio de las filmaciones de Deadpool 2, Reynolds decidió tomarse un momento para tener una conversación de lo más cool con Daniel.

"Daniel tomó el teléfono y Ryan le preguntó si sabía quién era", comentó la mamá del pequeño al The Herald. "Tan pronto como se dio cuenta de quién era, le preguntó si podían hablar por FaceTime. Estaba muy emocionado", relató.

E! NEWS > Ryan Reynolds ayudó a esta adolescente a vengarse de su ex novio 

Aunque la conversación duró sólo 15 minutos, para Daniel fue lo máximo.

¡Míralos!

  • Share
  • Tweet

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.