Pink, Cell Phone Cases

Twitter

La aplicación no solo puede causarte daño cuando alguien no te responde...

Recientemente se reveló que la aplicación de mensajería instantánea: Whatsapp, puede causar una enfermedad…

¡¿Cómo?!

Así es, el uso excesivo de Whatsapp, escribiendo o esperando que finalmente nos responda esa persona que está "en línea" puede ocasionar: Whatsappitis. Así decidieron llamar a una especie de tendinitis.

Según reseñó el diario The Lancet,  el primer caso lo presentó una mujer embarazada de 34 años que por seis horas ininterrumpidas se dedicó a mandar mensajes por WhatsApp. Cómo resultado, tuvo fuertes dolores en el pulgar y la muñeca.

El diagnóstico médico determinó que la tendinitis fue provocada por sostener tanto tiempo el teléfono mientras usaba este sistema de chat, naciendo así el término whatsappitis.

E! News / Alguien ya hace fila para comprar el nuevo iPhone (que quizás ni va a existir)

Si presentas estos síntomas, este es parte del tratamiento:

Tomar antiinflamatorios y lógica, y lamentablemente, dejar de usar el telefófono por algún tiempo… (Nadie dijo que sería fácil). La paciente siguió al pie de la letra las primeras dos indicaciones, pero la tercera le valió y días después volvió la molestia.

Puede resultar extraño y hasta ridículo, pero  no es la primera vez que el uso de artefacto desarrolla alguna dolencia. En 1990 la revista médica The New England Journal of Medicine mencionó a la Nintenditis, surgida por los dolores que sufrió una mujer de 35 años por jugar Nintendo durante cinco horas.

Es hora entonces de hacer uso racional de Whatsapp.

De hecho, mejor coméntale esta noticia a tus amigos personalmente y no por chat.

  • Share
  • Tweet
  • Share

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.