Taylor Swift, Grammys, Performance

Kevin Winter/Getty Images

La cantante de We Are Never Ever Getting Back Together pareció dedicarle su show a su ex pareja.

Taylor Swift abrió la noche de los Grammys 2013 interpretando We Are Never Ever Getting Back Together, una de sus tantas canciones dedicadas a sus ex por lo que la dedicatoria podría haber sido para alguno de ellos.

Sin embargo, en medio de la canción, la ídolo teen improvisó unas líneas con un acento británico que podría interpretarse como una indirecta a Harry Styles.

"Entonces me llama y me dice 'Todavía te amo'", dijo mientras transcurría su espectáculo que se inspiró en los personajes de Alicía en el País de las Maravillas. "Y yo le digo: 'Lo siento, pero estoy ocupada abriendo los Grammys y nunca vamos a volver. Nunca".

Dado que Haylor se separó el mes pasado, podría interpretarse como una referencia a la separación.

¿Tu qué piensas?

  • Share
  • Tweet
  • Share

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.