Tim Burton

Samir Hussein/Getty Images

El excéntrico cineasta presentó este miércoles en Londres su última película, Dark Shadows, protagonizada por sus actores fetiche Johnny Depp y Helena Bonham-Carter. El director está tan convencido de la ventajosa relación calidad-precio de su última producción, que no dudó en comparar su consumo con el de otros productos más ordinarios.

"Es más barato que las obras de teatro del West End [Londres], mucho más barato que asistir a un evento deportivo, y más asequible que el alcohol y las drogas", declaró a la agencia BANG Showbiz.

Al atravesar la alfombra morada que presidía el estreno del filme en Londres, el director también quiso compartir lo que siente al trabajar por séptima vez con Helena, su compañera sentimental.

"No nos va demasiado mal, todavía seguimos juntos. Eso es una señal de que, a pesar de lo duro que resulta a veces, hemos logrado ingeniárnoslas", bromeó.

Además del que mantiene con su pareja, el cineasta reconoce estar viviendo un "romance" muy especial con Johnny Depp, quien ha protagonizado buena parte de su filmografía y a quien considera uno de sus mejores amigos.

"Nuestro romance sigue muy sólido, tras 22 años. Pero no voy a hablar de nuestras intimidades, es un tema demasiado personal para nosotros y no puedo contar nada", apuntó en tono de broma.

  • Share
  • Tweet
  • Share

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.