Adam Levine

Jean-Paul Aussenard/WireImage.com

No importa quién seas, decir groserías en la televisión no está bien.

Adam Levine admite ser un poco bastante boca sucia y no quiere que eso afecte su desempeño en su rol de entrenador en The Voice. Para su fortuna, o en contra de ella, existe un método.

¿Cuál?

"Tengo una boca sucia. Insulto demasiado y quiero empezar a contenerme un poco", se sinceró Levine frente a la revista People.

¿Pero qué hacer cuando no puedes evitarlo? Pues darte un incentivo para no hacerlo. "Tengo una jarra junto a mí. Cada vez que yo o alguien diga una palabrota, 100 dólares irán a parar allí adentro. Luego todo será donado".

Según el propio cantante de Maroon 5, es muy probable que el dinero que se reacude sea mucho. No sólo será lo que Adam deje escapar de su boca lo que sumará efectivo. Su gran amigo y también entrenador en el show, Blake Shelton, se sumó a la iniciativa.

"Me gusta. Cuenten conmigo", le contó a People.

¡Qué buen método, #%&@!

(ups, traigan ese frasco...)

  • Share
  • Tweet
  • Share

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.