En los primeros días de enero, Alejandra Guzmán canceló algunos compromisos por problemas de salud.

En 2009, Alejandra Guzmán vivió momentos muy duros luego de someterse a una cirugía estética para aumentar sus glúteos. Poco después de la intervención, la mexicana comenzó a experimentar fuertes dolores en la parte baja de la espalda. Cuando los médicos la revisaron encontraron que le habían inyectado biopolímeros en los glúteos, sustancia que usa en la fabricación de vidrio y plástico, y que evidentemente tiene repercusiones peligrosas en el cuerpo humano.

Durante los tres años siguientes, la intérprete de Mírala, míralo pasó por varios tratamientos para eliminar la sustancia tóxica de su organismo. El proceso de recuperación fue muy largo.

Y si bien Alejandra ha mostrado sin miedo las cicatrices de una de las etapas más difíciles de su vida, ello no significa que el dolor y la recuperación hayan cesado.

Los detalles, en el video de arriba. 

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.