Cuando el príncipe Harry y Meghan Markle dieron la bienvenida a su hijo: Archie Harrison Mountbatten-Windsor, se habló mucho de sus posibilidades de que algún día se convirtiera en rey. En el momento de su nacimiento, no fue nombrado príncipe ni se le dio un título real, pero logró alejar a algunos parientes reales del trono.

Simplemente por nacer, cambió la línea de sucesión. Por supuesto, eso plantea la pregunta: ¿qué es esta línea de sucesión?

Mira el video para conocer qué debe pasar para que los miembros de la realeza se conviertan en reyes o reinas.

La línea de sucesión, promulgada a fines del siglo XVII, es literalmente, según el sitio web oficial de la familia real: "La secuencia de miembros de la Familia Real en el orden en que están en línea al trono".

Sin embargo, no se trata únicamente de orden de nacimiento. El Parlamento también tiene una opinión sobre quién puede sentarse en el trono. Como tal, "un Soberano puede ser privado de su título a través de un mal gobierno".

Ser descendiente real es un requisito, por lo que Meghan y su cuñada Kate Middleton nunca han estado en la carrera.

En 2016, la reina Isabel II se convirtió oficialmente en el monarca vivo más antiguo. Ese es todo el logro. El 21 de abril de 2019, la reina celebró su cumpleaños número 93 y, al momento de escribir esto, no muestra signos de debilitamiento.

  • Share
  • Tweet

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.