Definitivamente no estamos listos para esto.

Cuando Emilia Clarke se unió a Ryan Seacrest en la alfombra roja de los Oscars de 2019, le preguntó a la estrella de Star Wars qué pensaba que sería la reacción del público al episodio final de Game of Thrones, y Clarke lo definió con una palabra: "shock".

"¿No entusiasta, ni contento, pero en shock?" Preguntó Seacrest.

"Va a ser enorme, todo lo que todos necesitan saber", dijo. "Nos tomó mucho tiempo filmar éste por una buena razón. Pero creo que habrá algunas cosas ... Sé que habrá algunas cosas en esta última temporada que impactarán a la gente".

Emilia Clarke, 2019 Oscars, 2019 Academy Awards, Red Carpet Fashions

Frazer Harrison/Getty Images

"Intenté meter algunas cosas debajo de la peluca, esconderlas en mi bolso, pero nada", dijo al ser cuestionada sobre qué se llevó del set de la serie.

Solo (Star Wars) está nominado para efectos visuales esta noche, y Clarke explicó que aunque muchos de los efectos se agregan más tarde, todavía hay algo muy especial en la forma en que se graban las películas de Star Wars.

"En cualquier otra película que sea tan grande, tienes mucha [pantalla] verde, y en la nuestra no", dijo. "Tuvimos la velocidad de la luz. Cuando estábamos en el Falcon, teníamos una pantalla envolvente enorme y nos sentimos como si estuviéramos completamente en la velocidad de la luz. Fue una locura".

El final de Game Of Thrones se estrenará el 14 de abril en HBO.

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.