Kim Kardashian, KUWTK 1513

E!

Pero calma, todo fue una broma, ¿no?

¿La sala de parto de Khloé Kardashian estuvo libre de drama? Mmmm, eso intentaron.

En un adelanto exclusivo de Keeping Up With the Kardashians, Kim Kardashian llegó a Cleveland para el nacimiento de la hija de su hermana… y se encontró con Tristan Thompson por primera vez desde que su escándalo de infidelidad llegara a los titulares.

No sorprende que las cosas resultaran un poco incómodas. Kim, Kourtney Kardashian y Malika Haqq ignoraron a la estrella de la NBA al entrar a la habitación. Sin embargo, por el bien de la anfitriona de Revenge Body, el trío prefirió la cordialidad.

"¿Se van a saludar o no?", le preguntó la embarazada veterana de KUWTK a su hermana y novio.

En un intento por mantenerse positivos, Tristan y Kim intercambian un abrazo, pero no antes de que la creadora de KKW Beauty amenazara con "cortar" al jugador de los Cleveland Cavaliers.

"La vibra de la habitación estuvo calmada, pensé que habría mucha más tensión", dice en un confesional la esposa de Kanye West. "Por mucho que quiero estallar, no creo que sea el momento. Así que lo mantendré todo tierno, no tengo que tener muchas interacciones. Solo tengo que estar ahí para ella".

Y parece que el resto de las Kardashian-Jenner estuvieron de acuerdo con Kim y trataron de mantener la habitación del hospital con un ambiente positivo. De hecho, Kris Jenner hasta comenzó a bailar mientras Khloé se prepara para dar a luz.

"Estoy realmente emocionada de tenerlos a todos aquí, pero, Dios mío, ahora sí estoy acercándome a dar a luz", concluye Khloé.

  • Share
  • Tweet

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.