Travis Scott, Ellen DeGeneres

Michael Rozman/Warner Bros.

Miedo, felicidad y mucho más… Mira todo lo que sintió el rapero en este día especial.

Han pasado 9 meses desde que Kylie Jenner y Travis Scott le dieran la bienvenida al mundo a su bebita Stormi Webster. Como cualquier padre nuevo, el rapero admitió que tuvo algo de nervios en la sala de parto.

La estrella de Sicko Mode recordó el nacimiento de su hija en el episodio del lunes de The Ellen DeGeneres Show y confesó cómo fue que Kris Jenner lo ayudó a lo largo de todo el proceso.

El nacimiento de Stormi fue la primera vez que Travis ponía un pie en una sala de partos, así que confió en el apoyo de la mamá y mánager.

"Ella me calmó porque dio mucho miedo", le dijo a Ellen DeGeneres.

El artista reveló la parte que lo asustó más de todo el proceso.

"Esta cosa llamada placenta de la que había escuchado hace un tiempo. Oh, Dios mío", recordó. "Eso me daba miedo, pero corté el cordón umbilical, y ella lo sostuvo, Mama KJ. Hombre, ella es la mejor".

Después de que Kris ayudara en el parto de la bebé y él pudiera cargar a su hija por primera vez, todos los miedos iniciales desaparecieron.

"Cuando comenzó todo, estaba nervioso y asustado", dijo. "Los dos éramos jóvenes. Pero cuando tienes un bebé por primera vez en tus brazos es algo que no puedes controlar. Hay algo que toma todo tu cuerpo. Nunca pensé que podía amar algo con tanta fuerza. Es una locura".

Mientras la bebé se acerca a su primer cumpleaños, Kylie y Travis intentan disfrutar de las muchas primeras veces de su pequeña, como caminar o, más bien, correr.

"Stormi es muy animada", reveló. "Ahora mismo corre por toda la casa en una nueva andadera, ya es toda una corredora".

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.