Aladdin, Will Smith, Naomi Scott, Mena Massoud

Disney/Entertainment Weekly

Cuando el primer avance de Aladdin salió en octubre, los fans tuvieron la oportunidad de ver por primera vez a Mena Masud entrando a la Cueva de las Maravillas donde se encuentra una lámpara mágica que finalmente lo llevará a conocer al Genio (Will Smith).

En ese momento, los fans no pudieron ver al Genio, ni a la princesa Jasmine interpretada por Naomi Scott, pero hoy sus deseos fueron cumplidos gracias a la portada de la edición de enero de Entertainment Weekly.

Si bien para todos los actores este proyecto representa una gran reto, en quien recaen todas las expectativas es Will Smith de cara al magnífico trabajo que hiciera Robin Williams en la película animada de 1992. "Cuando haces cosas que son icónicas, siempre es aterrador", admite el actor. "La pregunta siempre es: ¿dónde quedaba la carne en el hueso? Robin no dejó mucha carne en el hueso con el personaje". Pero, como explica el director Guy Ritchie, "Lo bueno del papel del Genio es que es esencialmente una hipérbole de quién es ese actor individual, por lo que es una plataforma y un tapiz maravillosos para que un actor llene sus botas".

Ritchie está trabajando en los efectos especiales para que el Genio luzca espectacular, así que la imagen que vemos en la portada de la revista posiblemente no sea la que llegará a la pantalla. "Quería un papá musculoso de los 70", dijo el director. "Era lo suficientemente grande como para sentirse como una fuerza, no tan musculoso que pareciera que estaba contando sus calorías, pero lo suficientemente formidable como para que supieras cuando estaba en la habitación".

Masud y Scott ganaron sus roles luego de una exhaustiva convocatoria, pero al igual que Will, tuvieron que trabajar horas extra para hacer justicia a sus personajes. "El canto y el baile para los que tuve que entrenar y dedicar tiempo a tiempo", explica el actor, "como primer actor principal".

Para la nueva versión live-action (que llegará a los cines el 24 de mayo de 2019), Guy Ritchie quiso asegurarse de que Jasmine fuera "un personaje más completo y tal vez no sea un estereotipo como ese de la época". Es un sentimiento que Scott, un fanática de toda la vida de la película original, aprecia. "El objetivo principal de Jasmine al principio es proteger realmente a su gente y hacer lo correcto por ellos. Ella definitivamente no es un artículo terminado al principio de la película, pero tiene este hermoso arco y progresión...".

Estamos seguros de que Ritchie tiene muchas sorpresas guardadas. 

"Cuando piensas en el clásico de Disney atemporal, no estás realmente pensando en Guy Ritchie", dice Smith sobre el audaz director. "Pero aporta una hermosa ventaja a la apariencia y la imaginación de Aladdin".

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.