Kanye West, Jay-Z

Kevin Mazur/WireImage

¿Mr. Carter y Yeezy se enfrentarán nuevamente?

Un hombre se ha interpuesto entre Jay-Z y Kanye West: el presidente Donald Trump.

Jay-Z le dedicó unas duras críticas al controversial rapero en un verso de What's Free, su nueva colaboración con Meek Mill y Rick Ross. La canción, que formará parte del nuevo disco de Meek Mill, Championships, es una versión del clásico de Notorious B.I.G., What's Beef, estrenado en 1997. Jay-Z se burló de West por su apoyo a Donald Trump y por usar la gorra con la frase "Make America Great Again", rapeando, "Nada de gorra roja, no digan que Michael y Prince somos Ye y yo / Ellos intentan decir que eres especial cuando señalan que tienes el ADN de Michael y Prince, uh / Pero no soy uno de esos negros que sirven en la casa / Mi casa es como un resort, mi casa es más grande que la tuya".

Luego Jay-Z parece haber comparado a la esposa de West, Kim Kardashian, con su propia esposa, Beyoncé

"Mi espos… vamos, hombre", rapeó. "Tomé un mejor camino, por supuesto".

La relación entre Jay-Z y West ha sido complicada desde hace un tiempo. En una entrevista con David Letterman que se transmitió en abril, Jay-Z admitió que se habían tomado un descanso el uno del otro. "Es mi hermano. Somos más que amigos. De verdad, literalmente, Kanye es mi hermano menor, y al igual que con un hermano, a veces pasan cosas… ¿Tienes hermanos? ¿Nunca se han distanciado? Es así. Será tu hermano para siempre. No tenemos el mismo papá y la misma mamá, pero yo vi a Kanye cuando no tenía disco. Lo que respeto de él es que es la misma persona que interrumpió nuestra sesión de estudio, se paró sobre la mesa y comenzó a rapear. Le dijimos, ‘¿Podrías bajarte, por favor?'. Y él respondió, ‘¡No, soy el salvador de Chicago!'. Él ni siquiera tenía un disco".

Hace dos meses, West publicó una foto de Jay-Z y Beyoncé en Instagram y los calificó como su "familiaaaa". Los fanáticos lo tomaron como una señal de que las cosas habían mejorado entre los raperos de Holy Grail —pero eso fue antes de que West volara a Washington, D. C., para una reunión en la Oficina Oval con Donald Trump—. En los días anteriores al lanzamiento de Championship, Meek Mill reiteró sus críticas a la simpatía de West por Donald Trump y dijo que le aconsejó que no se reuniera con él. "Fue una burla, de verdad", le dijo a Vulture. "No creo que [West] haya tocado ningún punto difícil sobre la reforma del sistema de justicia. No estaba preparado para eso y no lo ha debido de hacer".

"Hablé por teléfono por horas con Kanye. Él quería que yo fuera a cosas como esa", agregó Meek Mill. Sus conversaciones con Kardashian fueron más prometedoras —"ella conocía mucha más información de la que pensé que sabría" —, pero no llevaron a ninguna parte. "Simplemente no pude razonar con ellos".

Para saber más sobre Kanye West, haz clic aquí.

  • Share
  • Tweet

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.