Gerard Piqué una vez más hizo frente a la justicia española y decidió pagar una cuantiosa multa de para evitar entrar a la cárcel.

Según reseña el diario ABC, la pareja de Shakira aceptó los cargos en su contra por el delito de seguridad vial durante una corta declaración de tan solo 10 minutos. Piqué fue acusado luego de que la Guardia Urbana se diera cuenta en el mes de agosto que estaba conduciendo sin puntos en su licencia.

Esta no es la primera vez que el jugador del Barça tiene problemas legales.

En 2015, Piqué pagó 10.500 euros de multa al ser acusado de falta a la autoridad al enfrentarse a unos. En dicha sentencia, la titular del juzgado de instrucción número 5 de Barcelona reclamó la "actitud despectiva y de agresividad verbal y gestual" hacia los efectivos que se disponían a multar a su hermano la madrugada del 13 de octubre de 2014.

Este año, cuando le fue quitada la licencia, el padre de Milan y Sasha optó por una bicicleta eléctrica que también le causó un dolor de cabeza…

La G12S de la marca Greyp, también requería de un permiso de conducir, por el tipo de motor que tiene y por la velocidad que alcanza, que es de 70 kilómetros por hora, según contó el diario Sport.

Ahora, Piqué deberá pagar una gran suma de dinero para no quedar tras las rejas.

Conoce todo los detalles en el video.

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.