Margot Robbie, Harper's Bazaar

Camilla Akrans/Harper's Bazaar

La actriz ocultó su belleza por unas semanas.

Margot Robbie es innegablemente hermosa, pero eso ser "fea" fue una experiencia que le abrió los ojos.

Destacada en la portada de Harper's Bazaar, Robbie explicó lo iluminador que fue transformarse para interpretar a la reina Isabel I en la película de Focus Features, Mary Queen of Scots (en cines el 7 de diciembre). Cuando salía del tráiler de maquillaje vestida como su personaje, Robbie asegura que la actitud de sus colegas cambiaba. "Yo decía, ‘¿cómo te fue el fin de semana?'. Pero ni si me acercaban", dijo. "Fue muy alienante. Me sentí muy sola. Fue un experimento social interesante".

Para personificar a la figura histórica, a quien la lechina le dejó marcas de joven, Robbie se debía sentar para estilismo y maquillaje por tres horas y media diarias. "Comenzaban amarrándome la cabeza, peinándome con gel y recogiéndome el cabello", dijo. "Luego me ponían una gorra de calva". Robbie tenía diferentes pelucas para diferentes momentos de la trama; también le aplicaron cicatrices en la cara. "Sorprendentemente", admitió, "la parte rápida era el maquillaje blanco y el blush marcadamente dibujado, las cejas, los labios".

De acuerdo con la innegablemente hermosa estrella, fue un proceso refrescante, uno que le permitió adentrarse más profundamente en su papel. "Normalmente alguien se involucra y dice, ‘No, ¡que todas las chicas luzcan bonitas!'. Pero Josie Rourke, la directora, quiso explorar cómo el aspecto de la reina Isabel afectó sus relaciones", dijo la actriz de 28 años. "Todo el mundo se atrevió a hacerlo".

Margot Robbie, Harper's Bazaar

Camilla Akrans/Harper's Bazaar

Saoirse Ronan, quien interpreta a la reina Mary en la película, se impresionó con la dedicación de Robbie al papel. "Margot es muy buena actriz, se toma su trabajo increíblemente en serio. No creo que su apariencia ni tenga que ver. Inclusive cuando hace un papel glamoroso tiene una presencia brillante y fuerte, parte de eso es porque es una persona muy sincera y auténtica. Ella es muy abierta", dijo Ronan en la edición diciembre 2018/enero 2019 de la revista. "Lo que ves es lo que obtienes".

Si subestimas a Robbie hazlo bajo tu propio riesgo. Después de su rol en El Lobo de Wall Street de Martin Scorsese, ella formó su propia compañía de producción en 2014, LuckyChap Entertainment. Lo hizo, en parte, para asegurarse de que nunca se sentiría limitada como actriz. "Cuando intentaba hacerme un nombre como actriz, los papeles creativos para las mujeres eran muy limitados", explicó Robbie, quien produjo y protagonizó la exitosa película del año pasado, I, Tonya. "No quería tomar otro guion en el que fuera la esposa o la novia, apenas una catalizadora de la historia masculina. No era inspirador".

Margot Robbie, Harper's Bazaar

Camilla Akrans/Harper's Bazaar

"Cuando nos propusimos crear nuestra propia compañía, fue una nueva idea, pero luego la gente se dedicó más a pensar en el tema en respuesta a la conversación sobre #MeToo. La gente decía, ‘¿Por qué no hacemos películas para mujeres?'", dijo sobre cómo han cambiado las cosas. "Qué revelación, ¿no?"

  • Share
  • Tweet

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.