J.K. Rowling, JK Rowling

Chris Jackson/Getty Images

La famosa escritora no se quedó de brazos cruzados.

J.K. Rowling demandó a su ex asistente personal por supuestamente haberle robado efectivo y memorabilia de Harry Potter, además de haber usado los fondos de la escritora para comprar regalos valorados en miles de dólares.

Amanda Donaldson, el nombre de su ex empleada, negó las acusaciones de la demanda de más de 30 mil dólares de la escritora, y dijo que Rowling "no ha sufrido ninguna pérdida y no tiene derecho a retribución por daños" de su parte, según informó la BBC este miércoles.

En los documentos, Rowling, de 53 años, afirmó que Donaldson, de 35, fue despedida en 2017 por mala conducta después de trabajar con ella por tres años. Ella alegó que Donaldson usó una tarjeta de crédito de negocios para hacer pagos no autorizados por más de 17 mil dólares, entre ellos más de 2 mil dólares en Starbucks, más de 4 mil quinientos dólares en la firma cosmética Molton Brown y 1500 dólares para comprar dos gatos, según indica el reporte.

Rowling también aseguró en su demanda que Donaldson, quien supervisaba las peticiones de memorabilia de parte de los fans, usó su posición para robar un tren Hogwarts Express a motor valorado en unos 600 dólares, una colección de magia en casi 3 mil dólares y un set de los Cuentos de Beedle El Bardo valorados en 500 dólares. Rowling también acusó a Donaldson de haberle robado más de 10 mil dólares en moneda extranjera de una caja fuerte.

El caso procederá a corte el próximo año.

  • Share
  • Tweet
  • Share

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.