Things that Made Us Smile, Leslie Mann, Judd Apatow, 2015 Academy Awards

Larry Busacca/VF15/Getty Images

El secreto de la felicidad está en ti misma.

Por más de que trates de sentirte positiva y de buen ánimo, no logras conseguirlo. Puede que haya varias razones que estén atentando contra tu felicidad, y es hora de salir de ellas de una vez por todas:

Tratar de complacer a todo el mundo

No importa lo simpática que intentes ser, nunca le caerás bien a todo el mundo y nunca podrás hacer que todos estén felices. Y cuando tratas de ser otra personas solo para impresionar a los demás o hacer que les gustes, terminas sintiéndote muy miserable. Enfócate en ser la mejor versión de ti misma (lo cual significa aceptar todas tus rarezas y cualidades únicas) y atraerás a la gente correcta en tu vida.

No enfocarte en ti misma

No está mal que quieras poner a los demás primero antes que a ti misma, pero si siempre haces lo mismo, puede ser dañino. Debes tomarte tiempo para ti misma, y no, no es egoista. No dejes de estar para tus amigos y tu familia cuando sea posible pero también crea un espacio para hacer las cosas que disfrutes hacer, como leer un libro, pasar un tiempo a solas o hacer yoga.

Tener miedo a fracasar, e incluso a intentarlo

Sabemos que el fracaso es terrorífico. Tan solo pensar en no conseguir esa pasantía soñada o que no consigas entrar en la banda que querías puede ser suficiente para perder las esperanzas. Pero es mucho más aterrador nunca alcanzar tus sueños, o alcanzar la meta que te habías planteado. Cuando el dicho dice "grandes riesgos conllevan grandes responsabilidades", es cierto. Tienes que hacerlo para lograrlo. Y sí, es probable que no salga todo bien a la primera, pero sigue tratando, porque eventualmente tendrás éxito en ello. Y eso valdrá mucho la pena.

Happy life

giphy.com

Te menosprecias a ti mismo

¿Eres de las que se llama a sí misma "vaca" en tono de broma? O si te caes dices inmediatamente que eres una idiota? Incluso cuando dices a modo de chiste esos comentarios, degradarte a ti misma puede terminar bajando tu autoestima porque comienzas a creerlo. Sin mencionar que cuando te menosprecias a ti misma, te ves y te hace sentir insegura. La próxima vez que comiences a denominarte con sobrenombres, incluso si no lo dices en serio, detente. Y trata de decirte cosas positivas, como mirarte al espejo cuando despiertes y recitarte un mantra motivacional. Suena raro...¡pero funciona!

Compararte con los demás en las redes sociales

Seguir a tantos influencers exitosos y perfectos puede tener un efecto muy negativo en la relación que tienes con tu cuerpo. La belleza viene en todas las formas y tamaños, pero cuando ves la misma forma del cuerpo una y otra vez, puedes empezar a creer que ese es el cuerpo más bello o ideal. La verdad está lejos de eso. No importa cuánto peses, o cuál sea el color de tu piel: eres hermosa a tu manera, incluso si sientes que tu versión no se ve reflejada en los medios.

  • Share
  • Tweet
  • Share

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.