Krispy Kreme, Reese's Peanut Butter Cup Donut

Krispy Kreme

Es más fácil decir que vas a dejar los carbohidratos que hacerlo, y no te juzgamos por ello.

Las pizzas, la pasta, las donas y el pan son las comidas más deliciosas que existen, pero también las que más pueden afectar tu dieta.

Si quieres adelgazar, lo primero que te recomendará tu nutricionista es eliminar estos carbohidratos de tu vida, pero hay ciertos trucos bajo la manga que te pueden ayudar a calmar la ansiedad por comer estas cosas quedando totalmente satisfecho, y hasta feliz. No es una coincidencia: además de ayudar con la pérdida de peso y la hinchazón, reducir el azúcar refinada puede ayudar a mitigar los cambios de humor, el estrés y hasta los problemas de la piel.

Evalúa los carbohidratos que estás comiendo en primer lugar.

No todos los carbohidratos son creados iguales, y ajustar tu dieta podría ser tan simple como reducir el consumo de carbohidratos refinados o blancos. "Estos carbohidratos 'vacíos' en última instancia, carecen de nutrición y causan picos de azúcar en la sangre" (que son los que causan los antojos) dice la nutricionista Amy Shapiro a Byrdie. Los refrescos, dulces, muffins, bagels y papas fritas entran todos en esta categoría.

2. Satisface el antojo...con una opción saludable

No sirve de nada quedar con hambre. Lo mejor es tomar decisiones inteligentes con la comida, y encontrar un snack que sea sano pero que también puedas disfrutar tanto o casi tanto como un postre. No te enfoques en restringir los carbohidratos, sino en probar nuevas cosas.

Comienza tu almuerzo con una ensalada, cambia la pita por palitos de vegetales con hummus, los pretzels por nueces, los dulces por frutas, etc.

3. Cambia tu soda

Si te consideras adicta a la gaseosa, puedes buscar alternativas que estén endulzadas naturalmente.

Además, siempre considera primero tomar agua antes que cualquier otra cosa, ya que puede suprimir los antojos. "Manténgase hidratados ya que el hipotálamo en nuestro cerebro tiende a confundir la sed y el hambre", dice la nutricionista Maria Bella.

4. Considera darte un break del alcohol

El impacto del alcohol en nuestros cuerpos es innegable, y lo mismo ocurre cuando lo abandonamos. Eso sin mencionar que cuando estamos un poco pasados de tragos, no tomamos las mejores decisiones sobre lo que meteremos en nuestra boca.

Si este consejo te parece atroz y no vas a eliminar de ninguna manera la noche de cocteles con amigas, sustituye por alcohol sin mucho colorantes, que contiene menos azúcar y menos calorías.

Olive Garden, Pasta Nachos

Olive Garden

5. Comienza el día con un plato fuerte

Investigaciones indican que optar por un desayuno rico en proteínas puede ayudarte a reducir los antojos y comer demás durante el resto del día. "Muchas veces elegimos carbohidratos cuando estamos muy hambrientos o cuando no consumimos suficiente proteína" dice Bella. La proteína suprime la hormona del hambre llamada ghrelin.

  • Share
  • Tweet
  • Share

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.