Selena Gomez

Stefania D'Alessandro/Getty Images

La cantante sufrió un fuerte golpe mientras realizaba una coreografía.

El mundo desde unos tacones es más peligroso. Especialmente si estás cantando y bailando con decenas de luces prendiéndose y apagándose...

Durante su show en la ciudad de Fairfax en el estado de Virginia, Estados Unidos, Selena Gomez no pudo mantener el equilibrio y terminó sentada sobre su propio trasero.

Selena Gomez se encontraba cantando Slow Down en su concierto del 10 de octubre cuando durante su coreografía no advirtió que el escenario terminaba delante de su nariz.

Aunque la caída puede parecer dolorosa, seguramente haya amortiguado un poco con su trasero ya que rápidamente intentó acariciar a unos fans demostrando que se encontraba en buen estado. Un asistente la socorrió y luego procedió a terminar la canción.

Peor suerte ha tenido Beyoncé quien en una oportunidad fue arrastrada fuera del escenario por un fan y no podemos olvidar la vez en la que la mamá de Blue Ivy quedó con su cabello enredado en ventilador.

¿Quién dijo que ser una estrella del pop es sencillo?

  • Share
  • Tweet
  • Share

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.