Madonna

Kevin Mazur/WireImage

Madonna ya había demostrado en anteriores ocasiones ser una maniática del control y una persona especialmente celosa de su intimidad, pero sus obsesiones han llegado últimamente hasta el extremo de haber contratado un equipo de esterilización para eliminar toda muestra de ADN que deje a su paso.

Según revela el diario Daily Mirror, la cantante no soporta que su camerino ambulante contenga restos de su propio pelo, piel, uñas o incluso saliva; ya que podrían caer en manos de cualquier coleccionista que quisiera lucrarse con ellos.

¿O de algún científico que quiera clonar a la reina del pop?

"Ni siquiera podemos ver su camerino una vez que está preparado, ni abrir la puerta. Solo podemos acceder a su salón personal cuando el equipo de esterilización ha terminado su trabajo. No puede quedar ni resto del ADN de Madonna, ya sea pelo, uñas o saliva. Lo limpian absolutamente todo", contó al citado diario un promotor portugués que ha coproducido el último espectáculo de la diva en Coimbra, Portugal.

Otras medidas que impone la ambición rubia para mantener intacta su privacidad es la de instalar muros y techos falsos en su habitación para mantener a raya tanto a los curiosos como a sus cámaras de grabación.

"En el fondo, todo responde a su deseo de encontrarse cómoda y protegida. Lo entendemos perfectamente, pero nos parece que lo ha llevado a un extremo bastante exagerado. Ella es toda una perfeccionista y espera lo mejor de todo el que trabaja con ella", añadió la misma fuente.

¿Qué esconderá Madonna? ¿El verdadero secreto de la juventud?

  • Share
  • Tweet
  • Share

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.