Johnny Depp

Entertainment Weekly

Hay cosas que, aunque a muchos les cueste reconocer, son una verdad inmensa...

Hay actores absolutamente encasillados con un personaje. Sandra Bullock es contigo... Jennifer Aniston, siéntete aludida.

Pero también tú Johnny Depp.

Y es que es verdad. La mayoría de las veces que vemos a Mr Depp en la pantalla grande ha sido absolutamente maquillado, y esto es una manera de estar encasillado.

Bajo las órdenes de su eterna dupla, Tim Burton, el que alguna vez fue considerado el hombre más sexy del mundo -ahora uno de los más freaks- regresa a la pantalla grande interpretando, nuevamente, a uno de esos personajes raros y oscuros que indudablemente sabe encarnar muy bien.

Pelo decolorado, blanquísima piel, lentes de contacto, delineador de ojos, rubor, sombras, uñas postizas y más... Que si no supiéramos de la hombría de Depp, fácilmente pudiéramos asegurar que le gusta eso de travestirse.

A creaciones como Ed Wood, Willy Wonka, El Hombre manos de tijera, el sombrero Loco o el barbero Sweeney Todd viene a sumarse Barnabas Collins, un vampiro del siglo XVIII que emerge en 1972, para proteger a sus descendientes y rescatarlos de la ruina en la que se encuentran

Dark Shadows, la película en cuestión, es el octavo filme en el que Depp y Burton y el ejército de maquilladores trabajan juntos...

  • Share
  • Tweet
  • Share

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.