Adele

Gareth Cattermole/Getty Images

Adele quiere volvernos a sorprender... Pero esta vez con un cambio de imagen.

La cantante británica se embarcó en un régimen de dieta y ejercicios para perder dos tallas o más antes del verano. Asimismo, habría decidido dejar de fumar para cuidar sus cuerdas vocales tras la operación a la que se sometió el año pasado.

''Adele se encuentra con mucha energía y acaba de dejar de fumar. Ahora quiere hacer ejercicio y estar más sana, por lo que se quiere apuntar a clases de Pilates. Antes no tenía suficiente tiempo para ello, pero es algo en lo que llevaba pensando mucho tiempo'', contó una fuente al diario The Sun.

El mes pasado el peso de la artista se convirtió en un tema polémico después de que el diseñador Karl Lagerfeld dijera en público que estaba ''un poco gordita''. A raíz de esas declaraciones, Adele expresó que nunca se dejaría llevar por presiones externas para mejorar su figura.

''Nunca he querido lucir como una modelo. Creo representar a la mayoría de las mujeres y me siento orgullosa de ello. Perder peso no tiene nada que ver con mi carrera. Incluso si de ello dependiera la firma de un contrato discográfico, no estaría dispuesta a hacerlo. La mayoría de la gente que trabaja en esta industria sabe que no podrían trabajar conmigo en esas circunstancias'', declaró en la revista People.

Luego de haber sido la primera mujer con sobrepeso en posar para la portada de la revista Cosmopolitan, la intérprete de Someone like you insiste en que el cambio que busca está más vinculado a la salud que al aspecto físico.

  • Share
  • Tweet
  • Share

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.