Nicki Minaj

Larry Busacca/Getty Images

Y de pronto se escuchó un sonoro "WTF!" sobre la alfombra roja de los Grammys.

Mientras todos estaban esperando un alocado atuendo de Lady Gaga, este año la polémica se llevó otra persona.

Se abrió la puerta de un auto y salió una cosa roja...

¡Es Nicki Minaj!

En su propia versión de la caperucita roja, en un irrepetible diseño de Versace, la intérprete de Superbass llegó para robarse la atención. Pero como si no fuese suficiente con el traje que vistió, Nicki decidió llevar como compañía nada más y nada menos que ¡Al Papa!

Sí, un hombre vestido de Papa. Como si fuera el máximo jerarca de la iglesia católica.

Twitter explotó y Nicki Minaj ganó...

¿Alguien recuerda a Lady Gaga?

  • Share
  • Tweet
  • Share

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.