Brad Pitt, Golden Globes

Paul Drinkwater/NBC

El actor, recientemente nominado al Oscar por su actuación en Moneyball, confesó que su adicción a la marihuana quedó fuera de control a finales de los 90, cuando trataba de escapar de las presiones de la fama. 

"Me enfermé de mí mismo a finales de los 90. Me trataba de esconder del hecho de ser famoso. Fumaba muchos porros sentado en el sofá. Y realmente me enfadé conmigo mismo", contó Brad Pitt a la revista The Hollywood Reporter.

Stephen Galloway, editor ejecutivo de la publicación, explicó que el actor culpó el uso de la droga a su depresión. 

"Dijo que era como si hubiera tenido un semestre de depresión. No ha vuelto a ocurrir esto en esta década pero sí que luchó contra ello en el pasado", contó.

El año pasado, el actor de 48 años, dejó de fumar cigarrillos después de haber sido descubierto por sus hijas Zahara y Shiloh fumando. 

Pitt se toma muy en serio la paternidad y no quiere dar malos ejemplos a ninguno de sus seis hijos.

  • Share
  • Tweet
  • Share

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.