Amanda Bynes no está contenta con el costo de su tratamiento médico y quiere hablar con un juez sobre los términos de su tutela.

La madre de la actriz retirada de Hairspray y She's The Man ha tenido control sobre sus asuntos y finanzas desde que sufrió una crisis personal y legal que la llevó a instalaciones de rehabilitación de drogas y salud mental hace varios años. Según los informes, la tutela durará hasta al menos este agosto, y mientras tanto, Bynes continúa su tratamiento como paciente ambulatorio.

"Hoy quiero hablar sobre un tema controversial: mi caso de tutela. He estado yendo a un centro de tratamiento que cobra $5.200 dólares al mes", dijo Bynes en un video publicado en Instagram el viernes por la noche. "No hay ninguna razón por la que no pueda acudir a un terapeuta que acepte mi seguro por $5.000 dólares menos al mes. Es por eso que solicité ver al juez la próxima semana con respecto a este asunto de tutela".

"Muchas gracias muchachos por escucharme", dijo. "Lamento que esto sea con lo que estoy lidiando y lamento haber puesto mis problemas en Internet, pero a esto es a lo que ha llegado la vida. Así que muchas gracias por apoyarme siempre. Los amo a todos. Paz. Aprecio su amor y apoyo. ¡Los amo chicos! ¡Adiós!"

Bynes publicó su video una semana después de revelar en Instagram que está comprometida. Luego usó la plataforma para presentar a su prometido, Paul Michael. Una fuente le dijo recientemente a E! News que "los padres de Amanda son plenamente conscientes de su compromiso y en este momento no están aprobando a Amanda para casarse legalmente bajo la tutela".

Una fuente anterior le confirmó a E! News que Bynes y Michael se conocieron en rehabilitación y han estado saliendo durante unos dos o tres meses.

Amanda Bynes, Paul Michael

Instagram

Bynes fue internada en un hospital psiquiátrico en 2013 después de algunos arrestos relacionados con comportamiento frente al volante y las drogas, y después de exhibir un comportamiento errático, que incluyó iniciar un pequeño incendio en la entrada de los vecinos de sus padres y la publicación de tuits extraños. Más tarde fue dada de alta al cuidado de sus padres y continuó su tratamiento.

En 2014, a su madre se le otorgó la tutela de la actriz y su patrimonio, que luego se valoró en más de 5 millones de dólares. Más tarde ese año, Bynes se enfrentó a otro caso de manejo bajo la influencia de sustancias, que se suspendió en medio de un acuerdo de culpabilidad que la puso en libertad condicional, y la colocaron bajo otra detención psiquiátrica involuntaria. Ella pasó 20 días en un centro de tratamiento y tuiteó que había sido diagnosticada con trastorno bipolar y depresión maníaca.

Amanda Bynes, Instagram

Instagram / Amanda Bynes

Bynes dejó de actuar en medio de su confusión y se inscribió en el Fashion Institute of Design & Merchandising. Se graduó en 2019. También ese año, Bynes sufrió una recaída y pasó un tiempo en un centro de tratamiento. Más tarde vivió temporalmente en un centro de vida sobria.

Bynes rara vez ha hablado sobre sus problemas o su vida personal. Ella dio una rara entrevista en 2017, la primera en cuatro años, en la que dijo que estaba sobria desde hace tres años y esperaba volver a actuar. También habló sobre su crisis en una entrevista con la revista Paper en 2018, diciendo que solía abusar de Adderall y que después de retirarse de la actuación, sintió que "no tenía ningún propósito en la vida" y constantemente se drogó con marihuana.

"Mi consejo para cualquiera que esté luchando con el abuso de sustancias sería tener mucho cuidado porque las drogas realmente pueden apoderarse de tu vida", dijo. "Obviamente, todo el mundo es diferente, pero para mí, la mezcla de marihuana y cualquier otra droga y, a veces, beber, realmente me estropeó el cerebro. Realmente me hizo una persona completamente diferente. De hecho, soy una persona agradable. Nunca me sentiría, diría o haría cualquiera de las cosas que hice y dije a las personas que lastimé en Twitter".

El jueves, Bynes recurrió a Instagram para disculparse nuevamente con todos los que llamó "feos" en Twitter hace años.

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.