Los looks más OMG! en la historia de los Oscars

Brillar en la alfombra roja de los Oscars es un claro objetivo de las famosas... Que hablen bien o mal, ¡pero que hablen!

por JP 04 feb, 2020 17:28Tags

Brillar en la alfombra roja de los Oscars es un claro objetivo de las famosas... Que hablen bien o mal, ¡pero que hablen!

Aunque la moda suele ser un terreno un poco difícil de encarar, en el que reinan las subjetividades y todo puede estar permitido, el código de vestimenta para los Oscars siempre ha estado enmarcado en un estilo protocolar, en el que que la elegancia debe ser una prioridad.

Ante este brief tan estricto, muchas estrellas, fiel a su espíritu indomable o a la necesidad de expresarse a través de sus prendas de vestir, han tenido variadas interpretaciones.

Mira las imágenes a continuación y disfruta de este increíble festival de moda y tendencias.

Cher en 1986

Cher no solo ganó un Oscar por su papel en Moonstruck, sino que también ganó el mejor vestido por su electrizante diseño y su tocado. Bob Mackie creó el legendario conjunto, que consistía en un corpiño adornado con joyas, una deslumbrante falda a juego y un memorable chal.

Geena Davis en 1992

La actriz de Thelma y Louise llamó la atención de todos en la ceremonia de 1992 con su candente diseño que incluía una pomposa falda de larga cola, corsé y guantes largos de satén.

Sarah Paulson en 2019

La actriz de American Horror Story causó sentimientos encontrados con su vestidos de Brandon Maxwell.

Gemma Chan en 2019

¡Perfectamente rosa! La estrella de Crazy Rich Asians se mostró brillante y audaz en la alfombra roja de 2019 con su voluminoso vestido de Valentino.

Edy Williams en 1986

Cuando el espíritu Las Vegas se instala en Hollywood.

Taraji P. Henson en 2018

Amamos cuando las estrellas toman riesgos en la alfombra roja.

Angelina Jolie en 2004

Elegante, precisa, clásica y... ¡Perfecta! Todavía estamos aplaudiendo este look que rápidamente se instaló en las listas de mejores vestidas de la historia de los Oscars.

Halle Berry en 2002

Con este impresionante diseño de Elie Saab, la actriz recibió el Oscar y las mejores críticas por su sentido de la moda.

Barbra Streisand en 1969

Un traje de dos piezas que se volvió todo un ícono de estilo y elegancia.

Bjork en 2001

Un impactante momento que nadie podrá olvidar.

Jennifer Lopez en 1998

JLo asistía a sus primeros Oscars con un elegante y muy sexy vestido que de inmediato llamó la atención de todos y la colocó entre el selecto grupo que siempre genera interés por sus selecciones al vestir.

Kim Basinger en 1990

La ganadora del Oscar se atrevió con un inesperado look que ganó adeptos y detractores por igual... Aunque no es uno de nuestros favoritos, definitivamente impactó a todos.

Nicole Kidman en 1997

Aunque Joan Rivers haya odiado este vestido, Nicole lució fastuosa, como una verdadera estrella con este Dior Couture.

Madonna & Michael Jackson en 1991

El dúo dinámico hizo olas con sus llamativos looks. Madonna exudaba el glamour del viejo Hollywood con su vestido sin tirantes y su boa de plumas mientras el Rey del Pop se ponía uno de sus famosos blazers.

Demi Moore en 1989

¿Quién dijo que en la alfombra roja de los Oscars todos los looks son aburridos?

Lupita Nyong'o

All that glitters is gold. The Black Panther shined as bright as the cameras at the 2018 show with her gold chainmail Versace dress. The high leg slit and sash-like detail gave it extra oomph.

Billy Porter en 2019

Memorable look que inmediatamente pasó a ser parte de los archivos de la moda.

Kate Winslet en 2016

La ganadora del oscar y Ralph Lauren siempre, siempre, hacen una buena pareja.

Cher en 1988

Cuando googleas "looks inovidables" definitivamente te muestra este.

Anne Hathaway en 2013

Lo creas o no, este vestido Prada causó todo un alboroto ... Pero eso es lo que lo hace tan memorable. Apodado el "vestido de pezón", este diseño ultrafemenino llamó la atención de todos por su interesante estructura.

Tiffany Haddish en 2018

La comediante llevó un poco de las vibras de la MET Gala a la alfombra roja del Oscar.

Lizzie Gardiner en 1995

¿Un vestido hecho con puras tarjetas de crédito? ¡¿Por qué no?!