La actriz confesó que fue Jason Momoa quien la protegió en los momentos más difíciles al comienzo de la serie.

Los fans de Game of Thrones siempre recordarán que una de las cosas que más impactaron y ciertamente engancharon al público fue la soltura con la que las escenas de sexo se mostraban en pantalla. Emilia Clarke fue el personaje que los fans conocieron por completo desde el inicio de la serie. Junto a Jason Momoa, la actriz protagonizó algunos de los momentos más polémicos en la historia de GOT

A ojos del público, Emilia, Jason y el resto del elenco seguramente estaban de acuerdo con el guión. Sin embargo, ha sido la propia Clarke quien ha confesado que no fue así. 

En conversación con Dax Shepard, la protagonista de Last Christmas: otra oportunidad para amar compartió que fue presionada para desnudarse en pantalla, así como las duras batallas que enfrentó dentro y fuera del set por tal motivo. La actriz de 33 años aseguró que de no ser por su compañero Jason Momoa el proceso habría sido más difícil.

¿Cómo logró Emilia Clarke hacer valer su opinión e imponerse en Game of Thrones?

 

Los detalles, en el video de arriba. 

Para más noticias sobre Emilia Clarke, haz click AQUÍ.

   

   

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.