No todo fue maravilloso para Sarah Jessica Parker durante su tiempo en Sex And The City.

Más allá de la rivalidad con Kim Cattrall, la popular actriz reveló que fue testigo del comportamiento sexual inapropiado de un compañero, situación que la hizo pensar seriamente en abandonar la serie ante la indiferencia con la que su queja fue hecha a los productores.

Si bien ella era la estrella del show, el nombre Carrie Bradshaw y lo que representaba en la pantalla, ese estatus jamás la hizo sentir lo suficientemente poderosa para que su denuncia fuera escuchada. Parker tuvo que tomar acciones contundentes para hacerse escuchar.

Los detalles, en el video de arriba. 

  • Share
  • Tweet

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.