Selma Blair, Vanity Fair

Cass Bird

La actriz se sinceró sobre su diagnóstico médico.

En octubre, Selma Blair le anunció al mundo que había sido diagnosticada con esclerosis múltiple (EM). Ahora, la estrella de Another Life reveló mucho más sobre su condición y el profundo efecto que ha tenido en su vida. Ella hizo su primera gran aparición pública desde el diagnóstico este domingo en el exclusivo after-party de los Oscars organizado por Vanity Fair.

Blair forma parte de la edición de marzo de Vanity Fair, donde discutió muchos aspectos de su vida, antes y después del diagnóstico, incluyendo cómo reaccionaron las demás personas a la noticia y cómo solía lidiar con su dolor físico. La actriz de 46 años no dejará que le gane la tristeza, a pesar de tener dificultades para vestirse, tener que caminar con un bastón y ajustarse a tener una limitada movilidad corporal. En vez de eso, le dijo a Vanity Fair, "Ahora tengo una humildad y dicha, a pesar de que sea una dicha con fatiga".

Su amiga cercana y coestrella en Cruel Intentions, Sarah Michelle Gellar, contó que Blair descubrió una nueva "calma". Gellar explicó, "Creo que ahora ella sabe que no puede hacer todo y está bien".

Blair le dijo a la revista que le "incomodaba" y le "preocupaba" que no la fueran a contratar de nuevo después de contarle a la gente sobre su EM. Pero eso al final la llevó a "reconectar con muchas personas que pensaron que me moriría pronto", entre ellas Marc Jacobs, Kris Jenner y Amy Schumer.

El doctor de Blair y jefe científico del Centro para la Investigación para la EM del New York Tish, Saud Sadiq, elogió su decisión de hablar en público sobre su condición de salud. El Dr. Sadiq dijo que era "muy optimista" sobre su nuevo tratamiento y que cree que ella será "una persona muy diferente en un año".

"Su decisión de hablar en público también llama la atención sobre la enfermedad e incrementa el financiamiento cuando la gente ve a alguien como ella afectada", le dijo a Vanity Fair.

Selma Blair, Vanity Fair

Cass Bird

La actriz le explicó a Robin Roberts de Good Morning America que lloró mucho después de saber la verdad. "No eran lágrimas de pánico. Eran lágrimas de saber que ahora tenía que ceder ante un cuerpo que había perdido el control… hubo algo de alivio en eso", le dijo a Roberts.

Los encuentros de Blair con los doctores no siempre fueron positivos. Durante años, supuestamente le dijeron que sus dolores solo estaban relacionados con la depresión o las hormonas. Una resonancia magnética después confirmó que no era la depresión, la ansiedad, ni las hormonas lo que causaban su dolor físico, era la esclerosis múltiple.

La estrella de After le divulgó a la revista que quiso "poner una buena cara" con uno de sus doctores porque "era hombre". Ella espera que otras personas, especialmente mujeres, eviten esa misma mentalidad que ella tenía en un principio. "Me habían avergonzado tanto algunos eventos de mi vida, ya sea por beber o por comportarme de forma inmadura que, como madre, quería demostrar que era genial inclusive si le estaba diciendo a alguien que tenía problemas. Eso es una pena", dijo. "Así que me gustaría hacerle contrapeso siendo realmente honesta sobre quién soy".

Una persona que se siente empoderada por la manera en que Blair ha hablado abiertamente sobre su diagnóstico es Kris Jenner. Blair interpretó a Jenner en la serie de FX, The People v. O.J. Simpson: American Crime Story, y las dos se hicieron amigas después.

"Ella de verdad está compartiendo algo muy vulnerable, algo que da mucho miedo", le dijo Jenner a Vanity Fair. "Ella me demostró qué es el coraje y cómo ser valiente. Cambié un poco la manera en que vivo gracias a ella".

Aparentemente, la matriarca KarJenner le envió a Blair unas flores "más costosas" que su hipoteca.

Selma Blair, 2019 Vanity Fair Oscar Party, 2019 Oscars

Jon Kopaloff/WireImage

Blair también discutió sobre su hábito de beber alcohol como manera de "automedicarse".

Ella reveló que empezó a tomar cuando tenía tan solo 7 años y que tiene una "historia de tristeza". Mucho de su hábito con la bebida, se desató después de dejar a su hijo, Arthur, en casa de su papá Jason Bleick. "Empecé a tomar por el dolor, uno, de que él no estuviera conmigo y, dos, mi dolor físico era tan extremo que tomaba sola. Eso también fue una advertencia para mí", dijo. "Nunca he sido de las que maneja el alcohol como una dama. Me estaba auto-medicando".

Blair había dicho antes sobre su hijo Arthur, "Él quiere estar cada vez más cerca de mi cuerpo, me puedo dar cuenta que quiere asegurarse que todavía sea yo aquí adentro. Solía ser tan atlética con él. Ahora me caigo en frente de él".

El famoso incidente de la estrella de Hollywood en un avión en junio de 2016 la hizo dejar la bebida definitivamente y eso la transformó "para siempre". Ella se tomó un Ambien en vez de un Ativan en un vuelo de Cancún a Los Ángeles y se desmayó. La tuvieron que retirar del avión en camilla hacia un hospital. En octubre de 2016 dijo que fue una "muy mala elección, tuve un desmayo completamente psicótico".

Mientras Blair sigue ajustándose a su vida con EM, ella le tiene una gran petición al futuro: cambios en la moda. "Me gustaría aliarme con alguien como Christian Siriano con una línea para todos, no solo para las personas que necesitan ropa adaptable sino para aquellos que también quieren comodidad", dijo. "Puede seguir siendo chic. No se tendría que sacrificar el estilo. Hagamos que las bandas elásticas de cadera se vean un poco mejor".

Lee acá la entrevista completa de Blair con Vainty Fair.

Y para saber más sobre Selma Blair, haz clic aquí.

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.