El rey del pop aún tiene quien lo defienda.

La organización que maneja el legado de Michael Jackson emitió un comunicado criticando un nuevo documental que se estrenó en el Festival de Cine de Sundance.

El aclamado festival anunció que habían agregado un nuevo documental llamado Leaving Neverland a su lista en la categoría de "eventos especiales". En el sitio web de Leaving Neverland se lee la siguiente descripción, "En la cúspide de su fama, Michael Jackson comenzó una larga relación con dos chicos, de 7 y 10 años, y sus familias. Ahora en sus 30, contarán la historia de cómo fueron abusados sexualmente por Jackson y cómo lidiaron con eso años después".

Los representantes de Jackson denunciaron los alegatos en contras del prolífico cantante así como el documental en su totalidad. "Esta es una nueva producción escabrosa y un patético intento de explotar y sacar ganancias de Michael Jackson", dijeron en un comunicado a E! News. "Wade Robson y James Safechuck ambos testificaron bajo juramento que Michael Jackson nunca hizo nada inapropiado hacia ellos. Safechuck y Robson, el último un autoproclamado ‘maestro de la decepción', demandó a Michael Jackson's Estate pidiendo millones de dólares. Ambas demandas fueron desestimadas".

Los comentarios continuaron, "Este llamado ‘documental' es solo otro refrito de acusaciones ya vencidas y desacreditadas. Es desconcertante que cualquier cineasta creíble se asociara con este proyecto".

Los nombres Robson o Safechuck no se mencionaron explícitamente en la sinopsis de la película en el sitio web de Sundance.

Esta película fue producida y dirigida por Dan Reed, quien ha trabajado en una serie de documentales para TV, incluyendo la serie de Terror de HBO (Moscú, Bombay, los ataques de Charlie Hebdo), así como en The Paedophile Hunter, ganador del BAFTA.

Michael Jackson, Wade Robson

Amanda Edwards/Getty Images, Pool Photographer/WireImage.com

En diciembre de 2017, un juez desestimó el caso de Robson contra dos de las compañías del cantante, MJJ Productions y MJJ Ventures. El coreógrafo denunció por negligencia a las compañías en 2016. Su abogado, Vince Finaldi, escribió en la denuncia, "El vagamente oculto segundo propósito de estos negocios fue funcionar como una operación de abuso sexual infantil, específicamente diseñada para localizar, atraer, engañar y seducir a víctimas de abuso sexual infantil". Robson alegó haber sido abusado desde que tenía 7 años hasta los 14.

Robson denunció en 2013 por abuso de menores a la organización que maneja el legado de Jackson, 8 años después de que testificara en defensa de Jackson durante su juicio del 2005. La denuncia fue desestimada en 2015.

La película dura casi 4 horas (236 minutos para ser exactos) y se presentó en dos partes durante el festival. De acuerdo con el sitio web de Sundance, la sinopsis de Leaving Neverland asegura, "Como uno de los íconos más celebrados del mundo, Michael Jackson representa muchas cosas para muchas personas, una estrella pop, un humanitario y un ídolo adorado. Cuando las denuncias de abuso sexual de Jackson que involucraban a niños jóvenes surgieron en 1993, muchos encontraron difícil creer que el rey del Pop pudiera ser culpable de actos tan innombrables".

Y continuó, "En historias separadas pero paralelas que tienen ecos la una con la otra, Jackson se hizo amigo de ambos chicos, y los invitó a su mundo maravilloso y singular. Seducidos por la existencia de los cuentos de hadas del cantante y emocionados por su relación con él, las familias de ambos chicos quedaron vendadas ante la manipulación y él abuso al que los sometió".

La descripción concluye diciendo, "A través de desgarradoras entrevistas con los hombres ahora adultos y sus familias, Leaving Neverland elabora un retrato de engaño y explotación sostenida, documentando el poder de la celebridad que permitió que una figura reverenciada se infiltrara en la vida de unos niños y sus padres, encantados por una estrella".

El rey del pop murió el 25 de junio de 2009.

Un mes después de su presentación en Sundance, y cuando el documental está próximo a transmitirse en la TV, los representantes de Michael Jackson demandaron a HBO y su compañía madre, Time Warner, por supuestamente romper una cláusula de no provocar daño de un contrato en 1999.

En la demanda presentada en la Corte Superior de Los Ángeles, Optimum Productions y dos de los co-ejecutores de la herencia de Jackson dijeron, "Michael Jackson es inocente. Punto. En 2005, Michael Jackson pasó por un juicio —donde las reglas de la evidencia y la ley se aplicaron ante un juez y un jurado neutral y donde se escucharon a los dos lados— y fue exonerado por un jurado sofisticado. Diez años después de su muerte, todavía hay quienes se lucran de su enorme éxito mundial y se aprovechan de sus excentricidades. Michael es un objetivo fácil porque no está aquí para defenderse, la ley no protege a los muertos de difamación, sin importar lo extremas que sean las mentiras".

De acuerdo con la demanda, quienes manejan la herencia de Jackson buscan resarcir "por daños causados por el reprobable desprecio que HBO ha hecho de Michael Jackson, que podría exceder los 100 millones de dólares si HBO tiene éxito en el daño que le pretende causar al legado de Michael Jackson".

En respuesta, HBO publicó un comunicado en The Hollywood Reporter que dice, "A pesar de los esfuerzos desesperados por desestimar la película, nuestros planes siguen sin alteración. HBO seguirá adelante con la transmisión de Leaving Neverland, documental de dos partes, el 3 y 4 de marzo. Esto le dará a todo el mundo la oportunidad de evaluar la película y sus denuncias por sí mismos".

Para saber más sobre Michael Jackson, haz clic aquí.

  • Share
  • Tweet

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.