Camila Mendes, Charles Melton, Riverdale, Kissing

Instagram

Una pareja feliz no es algo que pasa por accidente. Se necesita estar emocionalmente saludable, y requiere amor y compromiso a ser lo mejor que pueden ser con su media naranja.
 
El Huffington Post habló con varios psicologos, expertos en relaciones y mentores de citas para saber los hábitos de esas personas que llevan una relación feliz al pasar de los años. Esto es lo que dijeron:

Siempre se saludan y despiden con un beso

Este gesto que muchos lo consideran sin sentido, asegura que ustedes dos conecten, así sea por un segundo, al menos dos veces al día. Muchas personas que viven en una relación infeliz dicen que no pueden recordar la última vez que se saludaron y despidieron con un beso. Cuando haces el tiempo para crear contacto visual con tu pareja y la besas, demuestra que le das prioridad a tu relación incluso en las mañanas o noches más ocupadas.

Son generosos con los cumplidos

Todos necesitan halagos, especialmente si provienen de tu amor. Nunca son suficientes cumplidos sinceros, no importa el tiempo que tengan juntos. Pueden ser cosas simples como decir, "Te ves muy linda(o) hoy, a frases más sentimentales como "Estoy muy orgullosa(o) de ti por haberle dado ese consejo a nuestro hijo".

A veces entran en desacuerdos, pero pelean de manera justa

Si las parejas no están en desacuerdo de vez en cuando, o no son honestos o no son humanos. Estar en desacuerdo no es un problema, es normal. Es la manera como las parejas trabajar sus desacuerdos o no lo que puede volverse malo para la relación. Las discusiones son oportunidades para practicar la resolución de los conflictos y construir mejor maneras de comunicarse. Fíjense en las reacciones del otro al pelear. ¿Se comienzan a gritar? ¿Se insultan? Cada pareja debe revisar sus fallas y tratar de responder de manera diferente en una próxima discusión.

Drew Barrymore, Never Been Kissed

20th Century Fox

Se enfocan en lo que les gusta de su pareja, y no en lo contrario

Esta perspectiva positiva, (que de acuerdo al Instituto Gottman lo hacen las parejas más felices) es algo que aumenta la calidez, la amistad y el sentimiento de sentirse gustado por su otra mitad. Estos dúos hasta cuando tienen un problema le encuentran el humor a las diferencias y buscan la manera de continuar apreciando a su compañero de vida por lo que son.

No temen ser cariñosos en público

Es cursi y a veces puedes avergonzar a tus hijos, pero funciona. Las parejas más felices no tienen miedo de mostrar afecto por el otro, incluso en público. Así que toma la mano de tu esposo (a) cuando salgan o abrácense cuando esten en el cine con amigos. Un poco de cariño puede hacer una gran diferencia.

No esperan que su pareja les lea la mente; dicen lo que necesitan

Las parejas más felices tienen el hábito de pedir lo que necesitan y escuchan las necesidades del otro también (sin ser resentidos). Esperar que el otro sepa lo que necesitas o que tu deberías saber exactamente lo que le pasa a tu pareja es una receta para el desastre. Los que están en una relación buena disfrutan hablar abiertamente de lo que quieren y honrar las diferencias en las necesidades sin sentir que alguien debería haberlo sabido o que su "alma gemela" tendrá las mismas necesidades que ellos.

Establecen un tiempo aparte para reconectar y lo hacen una prioridad

En una relación duradera, el afecto y el sexo no es algo que pasa por sí solo, las parejas necesitan tener un compromiso o cultivar una conexión en vez de esperar que simplemente ocurra. Por ejemplo al principio de una relación, no pueden despegarse el uno del otro; con el pasar del tiempo, no pueden despegarse de sus dispositivos móviles. Las pares que se comprometen apasar tiempo juntas, demostrarse cariño y mantener un vida sexual llena de aprendizaje y crecimiento, es definitivamente la más feliz.

Se ríen juntos...con frecuencia

Es fácil que una relación se deteriore si solo hablan de logística, dejando las anecdotas graciosas para tus mejores amigos o compañeros de trabajo. Esto es un error. Cuando las parejas no tienen el hábito de reir juntas, la relación entra en peligro de perder su gracia y espíritu.

Discuten sus finanzas

Discutir por dinero es una de las principales razones de un divorcio. Desafortunadamente, la mayoría de las parejas evitan hablar de dinero hasta que tienen problemas con sus finanzas hasta el punto que no pueden pasarlo por alto. Obligarse a hablar de esto es una de las cosas más inteligentes que puedes hacer para asegurar que tu matrimonio sea feliz y duradera.

Se dan el beneficio de la duda

Cuando dos personas están luchando en una relación, no es inusual sentir que tu pareja está en un equipo completamente distinto al tuyo. Recuerda que están del mismo lado y que ambos se preocupan el uno por el otro. Darle a tu compañero el beneficio de la duda es una gran fortaleca de una relación feliz.

  • Share
  • Tweet

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.